sustentabilidad

Si bien hoy en día ser una empresa sustentable o sostenible, es una meta muy codiciada, para gran parte de estas empresas aún no se abarcan e integran todas las dimensiones que ello significa.

Una empresa sustentable o socialmente responsable, es aquella que se desarrolla en el equilibrio de sus prioridades ambientales, sociales y económicas, a través de una estrategia consistente, asegurando que su impacto en el ambiente, la sociedad y la economía sea neutro o positivo.

Una de las problemáticas en la actualidad es que existe una incompleta interpretación del concepto de sustentabilidad, pues se le da énfasis al término medio ambiental, dejando atrás los términos de sociedad y economía que también son parte del modelo de sustentabilidad. Estos tres conceptos  poseen relaciones directas dado que todos se refieren a la idea general de un desarrollo sostenible, por ende tener un desarrollo sustentable necesariamente necesitara del uso integral que exige a los distintos actores de la sociedad compromisos y responsabilidades en la aplicación del modelo económico, ambiental y social.

El Coaching como metodología puede ser un aporte en la sustentabilidad de las empresas, tanto en logro de metas que tengan relación directa con ser más sustentables, como también porque intrínsecamente el uso de la metodología con los colaboradores de una empresa lleva consigo desarrollo social más allá de la estrategia.

Dentro de la labor de un Coach está el objetivo de contribuir a que los profesionales, y sus empresas, avancen hacia la excelencia.

No es fácil hoy en día, en un mundo que exige alta eficiencia, tener un trabajo en el que las personas se sientan identificadas con sus talentos y pasiones, siendo este uno de los puntos de gran importancia para conectar  la misión de la empresa con la misión individual de cada persona.

En una empresa es ideal que todo el personal este identificado con la organización, lo que además de requerir de una fuerte cultura  organizacional, también requiere de un alineamiento de valores de la organización y valores de las personas las que en ella trabajan.

Es por lo anterior que se vuelve fundamental que las empresas satisfagan las necesidades físicas, emocionales, mentales y espirituales de sus trabajadores, brindando también oportunidades para su crecimiento personal y su desarrollo profesional, repercutiendo positivamente en su entorno.

El poder alinear valores de la empresa con valores del personal, generalmente necesita de un trabajo duro con los directivos de las compañías y la bajada de este lineamiento al resto del personal posteriormente. El Coaching en ese sentido puede jugar un rol fundamental, apoyando de este modo al desarrollo de las personas en forma más responsable, sostenible, ética, solidaria, humanista, consecuente, rentable, productiva y competitiva el negocio.

Entonces podemos decir, que el Coaching lleva intrínsecamente el concepto de sustentabilidad, pues cuando un colaborador  comienza a realizar su trabajo, su liderazgo y sus gestiones desde la nueva perspectiva que le entrega en Coaching, también traspasa este beneficio a sus clientes, trabajadores, familias y entorno en general, beneficiando de este modo a la sociedad.

Puede también el Coaching facilitar facetas sociales y humanistas en los Coachees que al entrar en este proceso tan personal descubren necesidades de participación social que se pueden llevar a cabo desde la compañía, sumando de esta forma  más acciones de desarrollo sustentable que además se conectan con necesidades espirituales de los trabajadores, los puntos anteriores terminan por desencadenar además un mejor Clima laboral.

El desarrollo sustentable en las compañías es y seguirá siendo un aspecto en desarrollo y con cada vez más adherentes.

                             Te invitamos a sumarte a esta mirada!!!