En nuestra experiencia en la Consultoría y Gestión de personas, vemos que, en Chile, lamentablemente muchas empresas continúan creyendo que, para ser más productivas y competitivas, es necesario que sus colaboradores trabajen jornadas extensas y desgastantes, en forma inflexible, con liderazgos deficientes, falta de planificación y sin más beneficios que el sueldo. Sin embargo, la realidad es que actualmente se sabe que esta cultura conlleva a ambientes laborales tóxicos y poco sustentables, bajo compromiso de los colaboradores, altos índices de estrés, absentismo, rotación, desmotivación, trabajo deficiente y por lo tanto a disminuir la productividad.

Por el contrario, los resultados de aquellas empresas con visión de Responsabilidad Social Empresarial y Sustentabilidad, dejan en evidencia los beneficios que esto trae, no solo a nivel de la organización (aumento en los indicadores de producción y económicos, compromiso), prevención de riesgos psicosociales como una parte importante dentro de la valoración de los riegos laborales que se pueden dar en una empresa, sino que también a nivel personal.

Pero, ¿qué significa mejorar el bienestar corporativo? ¿qué acciones ayudan a las empresas a mejorar el bienestar?

Es importante entender que para mejorar el bienestar de nuestros colaboradores, no basta con realizar actividades reducidas que generan cambios a corto plazo, pues todo lo contrario, lo sostenible en el tiempo necesita de un cambio cultural a nivel organizacional, de programas integrales, que incluyan capacitación, mejoras en salud (alimentación y deporte), desarrollo de potenciales,  programas constantes en el tiempo, que generen cambios de hábitos, adaptados a las diferentes necesidades,  que a la larga ayuden a mejorar la calidad de vida de quienes componen la organización y por lo tanto puedan impactar positivamente también en sus entornos familiares y sociales, es decir un equilibrio en lo racional, físico y emocional.

Tomar conciencia como empresa, como colaborador, como empresario, como líder, es fundamental para generar cambios positivos en nuestra calidad de vida y en nuestra sociedad.